Alerta por invasión de osos polares hambrientos en Rusia

Foto: pixabay

Los animales salvajes andan por las calles y vialidades de poblados rusos; los osos ingresan a las viviendas en busca de comida.

Desde diciembre, una manada integrada por 52 osos polares ha irrumpido de forma intempestiva en Belushya Guba, una aldea ubicada en el archipiélago de Novaya Zemlya, Rusia, en busca de alimento, pues debido al deshielo marino en el Ártico, a causa del cambio climático global, los osos polares han adaptado sus hábitos de caza y se han visto forzados a acercarse a los asentamientos humanos para lograr sobrevivir.

Publicado en YouTube por Click Heart el 9 feb. 2019

Esa aldea, con más de dos mil habitantes, a entrado en caos por temor a la manada de osos, pues las personas no pueden salir de casa por miedo a estos animales; recientemente las autoridades de este asentamiento, ubicado más allá del Círculo Polar de la región rusa de Arkhangelsk, decretaron “estado de emergencia“, como lo informó el jefe de la administración del archipiélago, Jigancha Mousin, mediante un comunicado.

Publicado en YouTube por Click Heart el 9 feb. 2019

Cabe destacar, no se tienen precedentes de una situación semejante en Belushya Guba: “Vivo en Nueva Zembla desde 1983 y nunca vi una invasión tan masiva de osos polares” explicó Mousin.

Asimismo, el jefe de la administración aseguró que son entre seis y diez osos polares los que recorren con frecuencia el territorio del asentamiento y que algunos de estos animales han entrado a inmuebles residenciales y oficinas en busca de alimento.

En ese sentido, el funcionario reconoció que, pese a las medidas para contener a la manada, algunos de estos osos polares han agredido a las personas de dicha localidad y temen por su seguridad.

“La gente tiene miedo. Temen salir de sus hogares y se les rompe la rutina diaria. Los padres temen que los niños vayan a la escuela o jardín de infancia”, aseguró el jefe de la administración.

Para hacer frente a la manada el funcionario informó que se instalaron vallas adicionales, patrullas especiales y sonidos que ahuyenten a los osos cerca de los parques para garantizar la seguridad de los niños.

En tanto, el personal del ejercito y los trabajadores son enviados a sus centros laborales en autos especiales; tales las medidas tienen el fin de garantizar la seguridad en una aldea que está constantemente vigilada por las autoridades.

Aunque las medidas ya se han implementado, no han dado los resultados esperados; según Mousin, los osos no temen a las señales ni los coches patrulla, por eso, y dado que la caza de osos polares está prohibida, pues las autoridades rusas han catalogado a esta especie en peligro en extinción, por lo que buscan nuevas soluciones para poner fin a esta migración atípica.

En el transcurso de los días, un equipo de especialistas arribará al archipiélago para evacuar y prevenir los ataques de los osos a las personas; aunque los expertos no contemplan el uso de armas de fuego, han advertido en que no dudarán en sacrificar a los osos si no consiguen resolver el problema.

Con información de Cadena Ser

 

(Recuperado de www.radioformula.com.mx)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*