El Ayuntamiento de Hermosillo apoyará actividades tradicionales de la Cuaresma Yaqui

Varias dependencias municipales brindarán distintos apoyos

Una de las tradiciones más arraigadas de las comunidades Yaquis en Sonora es la Cuaresma y la Semana Santa, un ritual que combina la religión católica y las antiguas costumbres y creencias de la etnia, el cual en este 2019 el Ayuntamiento de Hermosillo respaldará y acompañará dicho proceso, informó Diana Reyes.

La titular del Instituto Municipal de Cultura y Arte (IMCA) detalló que se llevará a cabo un trabajo de coordinación entre dependencias como Seguridad Pública Municipal, Alumbrado Público, Servicios Públicos, CIDUE, Inspección y Vigilancia, el mismo IMCA y el Gobierno del Estado por medio de Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos y Comunidades Indígenas (CEDIS), quienes no sólo apoyarán en Hermosillo sino en todo Sonora.

Antonio Cruz, titular de CEDIS, Manuel Rentería, Víctor Manuel, representantes de las ramadas Revolución y Amapolas y Diana Reyes comentaron que elaborarán una agenda conjunta, donde darán a conocer a los hermosillenses cada actividad que se llevará a cabo en el período de Cuaresma.

En su participación, Manuel Rentería aseguró que el interés de ellos es dar a conocer de forma más profunda sus tradiciones para que estas no se pierdan.

Detalló que cada actividad, cada aspecto de la vestimenta de un fariseo tiene un propósito y un significado, tal como la vestimenta blanca con la que inician la jornada de los días de Cuaresma, la cual representa la vestimenta de Jesús cuando estuvo en la tierra, representa también su alma pura y la humildad con la que llevan a cabo el proceso.

Las bendiciones de los fariseos

Joel Coronado Amado, perteneciente a la ramada del Coloso Alto, donde mantiene el rango de Capitán Mayor, explicó que los fariseos de Hermosillo recorren las calles de la ciudad, renunciando a la comodidad de sus casas, durmiendo a la intemperie y alimentándose sólo de lo que la gente tiene a bien regalarles.

Agregó que ellos bendicen cada hogar y cada persona que los apoya con un vaso de agua o un bocado de comida.

“En el recorrido nos acompaña la Pasión (Cristo Crucificado y un plato pequeño donde piden apoyo) y la bendición representada por una bandera roja, que simboliza la sangre derramada por los antepasados y una azul, que representa a la Virgen María”, subrayó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*