Autoridades evitan rescate de detenido y repelen agresión contra la autoridad

Hermosillo, Sonora, 21 de enero de 2024.- En seguimiento a los hechos ocurridos la tarde del sábado 20 de enero, en la Carretera 100 Hermosillo-Bahía de Kino, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora informa:

La investigación del Ministerio Público ha establecido como hipótesis de trabajo que un grupo de personas con armas de asalto pretendían rescatar a quien dijo llamarse, Isaías Valentín “N”, alias “Cardenal y/o Comanche”, integrante de una célula criminal, y el cual fue detenido minutos antes por delitos contra la salud en Camino del Seri, sin embargo, se logró identificar por parte de las autoridades como Carlos Humberto “N”, hijo de Jesús Humberto “N”, alias “Chubeto”, quien era uno de los principales generadores de violencia al norte del país.

Al momento que se dio la agresión contra agentes ministeriales, se activó el código rojo, interviniendo las fuerzas del orden público de los tres niveles de gobierno, procediendo a la persecución de dicho grupo de vehículos.

Derivado de dicha acción, se dio un enfrentamiento en diferentes lugares sobre la Carretera 100, donde fueron asegurados 21 fusiles de asalto de diferentes calibres (BARRET, SCAR, AR15, AK 47 entre otras), incluyendo calibre .50, una arma corta, cargadores de fusil, cargadores de caja, chalecos balísticos, cascos tácticos, vestimenta camuflajeada y un número considerable de cartuchos que aún se están contabilizando.

Asimismo se aseguraron seis camionetas de modelo reciente, algunas de alta gama.

Como consecuencia de las acciones previamente mencionadas, 12 delincuentes fueron neutralizados y siete lograron escapar, algunos de los cuales se presume que están heridos. Además, dos elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal resultaron lesionados y están recibiendo atención médica en un hospital bajo resguardo y se reportan fuera de peligro.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora, en coordinación con elementos de seguridad de los tres órdenes de gobierno, mantiene un despliegue operativo en la zona rural Poniente de Hermosillo con el objetivo de localizar y capturar a los siete delincuentes que aún no han sido detenidos.